¿Cómo funciona un robot de cocina?

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN
Guía definitiva para entender cómo funciona un robot de cocina

Es indiscutible que la aparición de los robots de cocina en la vida de las personas han cambiado por completo el concepto que muchos teníamos de cocinar.

Para entender cómo funciona un robot de cocina, tras el detallado análisis en el que te explicábamos qué es realmente un robot de cocina y los tipos que podemos encontrar en el mercado, te traemos este nuevo artículo donde te explicamos cómo funcionan los dos tipos de robots de cocina más populares del mercado: los llamados procesadores de alimentos y las ollas programables, ya que son las dos categorías de robot de cocina más vendidas, según el ranking de Amazon.es.

Cómo funciona un procesador de alimentos

En un robot de cocina, los accesorios se ajustan sobre el eje central del aparato. Los accesorios más básicos que cualquier robot de cocina debe incluir son una cuchilla en forma de S –que es también conocida como cuchilla Sabatier- así como accesorios para triturar y rebanar.

La hoja Sabatier se coloca en la parte de abajo del robot de cocina. Su estructura se compone de dos pequeñas hojas metálicas, curvadas, y dispuestas a ambos lados de un pequeño tubo de plástico que encaja sobre el eje central en el interior del robot de cocina. Aunque normalmente son metálicas, a veces pueden ser de plástico duro. Normalmente debemos decantarnos por aquellos robots de cocina cuyas hojas sean de metal, ya que son mucho más resistentes y duraderas.

Los accesorios para triturar y rebanar también suelen venir hechos de metal, solo que estos se colocan en la parte de arriba del robot de cocina, sobre un eje. Así, cuando empujamos la comida hacia abajo, la comida se tritura o rebana al entrar en contacto con los estos discos. Muchos robots permiten que los accesorios sean comprados por separado, con el fin de completar su abanico de funciones.

Accesorios básicos

Podemos clasificar los robots de cocina actuales en tres tipos en base a su tamaño: profesional, compacto y mini.

Independientemente de su tamaño, los componentes básicos son los mismos: un motor, un recipiente con tapa y un hueco para introducir la comida, y un set de accesorios.

El motor está situado en la base del robot de cocina, por lo que esta es la parte más pesada del aparato. Los robots de cocina profesionales tienden a ser más grandes, con motores más potentes y pueden llegar a pesar más de 9 Kg.

Que sean tan pesados resulta paradójicamente útil, ya que aporta estabilidad al dispositivo y se asegura de que no se mueva mientras su motor se encuentra en funcionamiento.

Aunque las primeras versiones de los robots de cocina solían ser blancas, de plástico duro, a día de hoy podemos encontrar en el mercado una gran gama de diseños y colores elegantes con acabados de metal y plástico, lo cual nos asegura que el robot de cocina se integra a la perfección con la decoración de nuestra cocina.

Del motor sale un eje central donde se colocan los accesorios. El recipiente encaja en este eje y la tapa bloquea la parte superior del recipiente.

La tapa viene provista con un émbolo para insertar los alimentos empujándoles hacia el interior. Existen modelos con tubos más anchos y otros más estrechos, dependiendo del tipo de alimento que vayamos a introducir. Igualmente, el tamaño del recipiente varía de acuerdo al tamaño de la máquina.

Accesorios extra

Además de los accesorios básicos que se suelen venir con cada robot de cocina, existen una serie de accesorios adicionales que nos pueden resultar muy útiles según el tipo de cocina al que seamos aficionados.

Los otros accesorios comunes son:

  • Accesorio para amasar: Suele ser de plástico o de metal y tiene las hojas más rectas que la hoja S o Sabatier. Se usa normalmente para cocinar la masa de pan o pizza.
  • Varilla para huevo: Este accesorio tiene dos brazos rectos con grandes palas en los extremos. Se emplea para batir claras de huevo y crema de leche, que nos da como resultado un producto final suave y esponjoso.
  • Disco juliana: Suele tener un filo sobresaliente, con dientes cortos y afilados. Se usa para cortar la comida en tiras largas y finas.
  • Disco para patatas: Es parecido al disco juliana, pero trocea la comida en tiras de mayor tamaño.
  • Exprimidor de cítricos: Este accesorio tiene forma de cúpula y se ajusta perfectamente en la parte superior del robot de cocina y sirve para exprimir naranjas, pomelos, limones, limas, etc.
  • Exprimidor de no-cítricos: Es parecido a un pasapurés de frutas y verduras. Realiza la función de licuar los alimentos al introducirlos por un tubo y deja caer el jugo de las frutas y verduras en el interior del recipiente.

También existe un recipiente para guardar todos los accesorios en un solo lugar, que puede resultarnos muy útil para ir dejando los accesorios cuando acabemos de usarlos y poderlos lavar al final.

Lo realmente útil de usar un robot de cocina es que nos pueden ayudar a realizar una serie de tareas sin necesidad de tener que utilizar varios aparatos diferentes.

Cómo funciona una olla programable

La multitud de modelos que existen en el mercado, las diferentes características con las que cuentan o a quienes van destinados demuestran la gran utilidad y el gran grado aceptación que han tenido estos dispositivos entre las personas.

Aunque cada robot de cocina es un mundo, es posible que muchas personas piensen que por ello son herramientas difíciles de manejar o incluso peligrosas.

Con este artículo pretendemos dar claridad al asunto, presentando de forma clara y sencilla, con un lenguaje cotidiano, cómo funciona un robot de cocina.

Se trata de un proceso verdaderamente sencillo. Simplemente hay que introducir los alimentos en el cuenco, saber qué programa elegir y esperar el tiempo indicado. Cualquier persona ahorrará muchísimo tiempo a la hora de preparar la comida.

No podemos olvidar que la calidad de la comida que prepara el robot de cocina será de una calidad excelente. Creemos que se trata de un aparato increíble que hará de lo complicado, sencillo y de lo engorroso, rápido.

Por lo general, con cualquier robot de comida, el proceso es el siguiente:

  • Se selecciona y se introduce la comida en el cuenco. Por lo general, los robots de cocina cuentan con medidores especiales para acertar con las medidas exactas. Es importante recordar que la maquina medirá con precisión lo que le introduzcamos.
  • Elegimos el programa y la duración. Es de vital importancia que prestemos atención a este punto, ya que la duración de preparación de la comida depende de qué plato queramos preparar. En función del tiempo de cocción, la comida quedará más o menos hecha.
  • Sirve la comida. Una vez preparada, lo único que queda es extraer la comida del aparato y servírsela a nuestros comensales. ¡Listo para comer!
    Entre las ventajas que supone cocinar con un robot de cocina se encuentra que los platos resultarán sumamente sanos y nutritivos, ya que se cocina sin grasa y además, el vapor hará que la comida no pierda su sabor.
    Los robots de cocina también permiten cortar, mezclar, rallar o picar cualquier tipo de alimento… ¡Lo cual quiere decir que un robot de cocina también prepara salsas y granizados realmente exquisitos!
  • Son súper limpios. Se pueden lavar fácilmente introduciéndolos en un cubo de agua. Luego se secan y ¡listo para volver a usarlo!

Nosotros no lo dudamos: si buscas cocinar platos de alta calidad en un tiempo récord, ¡te recomendamos al 100% un robot de cocina!

Quizá ahora te pueda resultar útil visitar nuestra Guía para elegir un robot de cocina.

 

Otros modelos parecidos

Guía rápida

¿Qué robot de cocina me compro ahora?

Conoce las claves para que la elección de tu próximo robot de cocina sea un absoluto éxito.

Tu Robot de Cocina
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0